Novedades

EXITOSA NUEVA ETAPA PARA LA CONCRECIÓN DE LA PRIMERA NORMA DE OLORES EN CHILE

Como una noticia que viene a transformarse en la respuesta al control de la emisión de olores de los planteles porcinos que afecta a las comunidades aledañas, es que el Ministerio del Medio Ambiente, en el marco de la estrategia de gestión de olores, publicó en julio de 2020, el anteproyecto de la primera Norma de Olores en Chile, que este mes culminó el período de consulta pública – ciudadana online (diciembre 2020 a marzo 2021) por 60 días, que tendrá posteriormente 120 días para la aprobación del proyecto.

El objetivo de la norma es hacer que los planteles porcinos controlen sus emisiones mediante tres focos principales: un límite en la emisión de olor en el receptor, reducir la emanación de olor en fuentes como las lagunas de purines y exigencia de reporte de las prácticas operacionales.

Cabe señalar que en Chile se contabilizan 103 planteles de cerdos. La mayor concentración de estos recintos se observa en la región de O”Higgins con un 40%, seguido de la región Metropolitana con un 35%. Según ha informado la Superintendencia de Medio Ambiente, un 10% de las denuncias recibidas por malos olores corresponden a este tipo de faenadoras.

PROTERM ACTIVO
El proceso de consulta pública del anteproyecto que norma la emisión de contaminantes en planteles porcinos, en función de los olores que generan molestias y constituyen un riesgo a la calidad de vida de la población, se efectuó a través de webinarios en los cuales se dio a conocer en qué consiste esta nueva norma, recepcionando también los planteamientos de instituciones, ONG y empresas especializadas como Proterm, que envió sus consultas vía Internet.

¿CUÁLES SERÁN LOS BENEFICIOS DE LA NUEVA NORMA?
• Colocar límites máximos para las emisiones que generan las plantas:
La nueva norma va a establecer los límites máximos que pueden generar las emisiones de la planta sobre receptores. Los planteles existentes o antiguos van a poder generar un máximo de 5 unidades de olor en los receptores que estén cercanos a sus plantas y los planteles nuevos van a poder generar un máximo de 3 unidades de olor sobre los lugares poblados cercanos.

• Permitirá que los planteles sean más eficientes en sus procesos:
Apunta a que los planteles implementen medidas de buenas prácticas con el objetivo de controlar sus procesos para evitar la generación de olores molestos.

• Se mejorará la calidad de vida de las comunidades:
Hoy en día, las emisiones de olores generan un efecto sobre la calidad de vida de las comunidades. Por ejemplo, hay planteles que están generando concentraciones por sobre las cinco unidades de olores, llegando a tener entre 8 a 14 unidades, entonces la norma reducirá el efecto y las concentraciones de olores, mejorando, de esta manera, la salud de los vecinos de estas plantas.

• La norma instará que los planteles reduzcan sus emisiones y se establezcan medidas de mejores prácticas:
La norma indica que los planteles deberán efectuar un seguimiento para corroborar que están cumpliendo la normativa y este seguimiento de sus emisiones se realizará a través de mediciones que deberán ejecutar laboratorios que tenga la competencia ambiental para demostrar que las plantas están cumpliendo la norma.

• Existirán medidas de seguimiento y control:
La norma exige algunas medidas de control, por ejemplo, tapar algunas lagunas de purín, implementar sistemas de abatimiento en las principales fuentes, y también se está planteando hacer un seguimiento en línea a través de una modelación, con el objetivo de observar cuál es el alcance de las emisiones de olor en tiempo real.